Me daba mucha pena que Julia no pudiera disfrutar de un rico chocolate, así que durante sus primeros años de vida me dediqué a buscar alguna tableta que no tuviera ni leche ni soja. Fue imposible, incluso en los chocolates especiales para alérgicos. Si no tenían una cosa, tenían la otra. Los chocolates normales e incluso los ecológicos tienen trazas de leche y frutos secos. Así que opté por hacer el chocolate en casa con manteca, sirope de agave y cacao en polvo. Encontrar cacao en polvo sin leche, sin soja y sin trazas, sin embargo, es relativamente sencillo, sobre todo si es ecológico. El chocolate casero estaba rico, hicimos incluso los huevos de chocolate que un año trajo la liebre de pascua. Pero era un proceso un poco pesado y además no me atrevía a incluirlo en postres.

Chocolate sin nada

El verano pasado en Lisboa descubrí un chocolate maravilloso (y carísimo) de la marca Bonneterre, francés, que alardeaba en el envoltorio de no tener soja y que no decía entre su lista de ingredientes que tuviera trazas de leche o de frutos secos. Compré cinco tabletas y me dediqué a hacer postres de chocolate durante todo el mes. Julia estaba encantada y el resto de la familia, con tanto postre, también. Luego, cuando se me pasó la euforia, decidí ser responsable y escribí a la fábrica para asegurarme del tema de las trazas. Me contestaron que aunque su chocolate negro no se hacía en el mismo lugar que el que llevaba leche o frutos secos, no podían garantizar que algún operario se hubiera lavado mal las manos, por ejemplo, y hubiera alguna traza. Como hasta entonces a Julia no le había sentado mal, seguí con él. A veces el riesgo merece la pena, me dije para hacer la vista gorda.

Tabletas aptas para alergias

Encontrar un chocolate apto para tu pequeño alérgico merece la pena, pues te da muchas posibilidades de hacer postres ricos o incluso llevar un par de onzas a una fiesta. En España se venden dos marcas, que yo conozca: Plamil (inglesa) y Sweet William (australiana). Tienen chocolate negro, chocolate con sabores e incluso chocolate blanco. Ambas te garantizan estar libres de leche, de gluten y de frutos secos, pero no de soja. Se encuentran en El Corte Inglés, en la sección de dietética. Si no, pueden conseguirse on-line en Esto sí puedo (es una tienda especializada en productos para alérgicos, muy útil y bien clasificada, pero es necesario comprobar los ingredientes antes de comprar por si hubiera algún error).

La marca Bonneterre, desgraciadamente, no se consigue en España (una tía mía que vive en Marsella me trae tabletas cada vez que viene a Madrid).

Así que aunque me sigue encantando Bonneterre, pues es un chocolate buenísimo y excelente para repostería, las opciones inglesas son una gran ayuda. De todas formas, si vais a Francia o si alguien os quiere traer un regalo francés, pedidles un par de tabletas, que no son tan caras allí como en Portugal, y luego me contáis qué os parece. En su página WEB indican las tiendas francesas donde puede encontrarse.

Anuncios